Mediante un pequeño sacrificio -pequeño, en realidad-, puedes cubrir a tus seres queridos en caso de que fallezcas, lo cual, sin duda, puede darte un alivio a ti y a tu familia.  

 Si eres de lo que piensa que los seguros de vida son costosos, te invitamos a revisar esta breve listas de gastos que, seguramente, asumes por lo menos una vez al mes. 

 

1. Un almuerzo de negocios

 Este es un gasto en el que puedes incurrir más de una vez a la semana. Coordinas una reunión en un buen restaurante con un un compañero de trabajo, socio, cliente o amigo. Entradas, más plato fuerte y acompañante y, digamos, una botella de vino, devendrá en una cuenta no menor a $30 mil pesos. 

 Quizás los almuerzos en restaurantes podrían ser menos frecuentes; podrías buscar alternativas de comidas ejecutivas o cambiar de horario. ¿Sabías que con una sola comida que te ahorres podrías cubrir tu póliza mensual de seguro de vida?

 Por ejemplo, una mujer no fumadora, de 40 años, pagaría un promedio mensual de 21.500 pesos aproximadamente, por una cobertura de seguro de vida de 2000 UF. 

 

2. Una noche en el teatro

 Asistir a eventos artísticos o culturales es una actividad recomendada para despejar la mente y entrar en contacto con situaciones emocionales que no son comunes en el día a día. Ya sea una obra de teatro, un concierto sinfónico o una presentación de ballet, existe en la ciudad una buena programación cultural. 

 Sin embargo, también suelen ser costosos. Por ejemplo, el próximo concierto de la Orquesta Sinfónica de Montreal, dirigida por el maestro Kent Nagano, tiene un valor de entrada entre $ 96 mil y $ 125 mil pesos. A su vez, el estreno de la presentación de ballet La casa de los espíritus, con música del compositor nacional y director musical, José Luis Domínguez y coreografía de Eduardo Yedro, en el Teatro Municipal de Santiago, tiene un valor por tickets entre $ 23 mil y $ 47 mil pesos. 

 Por ejemplo, una mujer no fumadora, de 35 años, pagaría un promedio mensual de 18.900 pesos aproximadamente, por una cobertura de seguro de vida de 1000 UF.

 

3. Llenar el tanque de bencina

 Para muchas personas, el auto es un gran aliado. Permite resolver complejidades cotidianas: llevar a los niños al colegio, movilizarse al trabajo, hacer diligencia, y muchas otras. Sin embargo, todos los chilenos saben que la bencina en un tema, dado su costo. Para un auto tipo sedan el costo de un tanque de bencina puede bordear los $45 y $50 mil pesos. Y probablemente lo llenes unas cinco veces al mes.

 Quizás sea momento de reducir un poco el uso del auto; tampoco debería ser un cambio drástico. Podrías establecer un día a la semana para irte al trabajo en bicicleta o en transporte público. Estarás generando un ahorro que podría encajar perfectamente en tu póliza de seguro de vida y ayudando al ecosistema, al mismo tiempo. ¿No suena mal, cierto?

 Por ejemplo, un hombre no fumador, de 50 años, pagaría un promedio mensual de 42.000 pesos aproximadamente, por una cobertura de seguro de vida de 1000 UF.

 

4. Desde una pelota de fútbol a una clase de tenis o surf

 Practicar deportes es un hábito muy positivo para una persona; no solo para preservar un buen estado físico sino para mantener una buena salud. Los chilenos aman jugar a la pelota. El fútbol es el deporte más popular del país. Siempre es grato coordinar una pichanga con amigos, compañeros de trabajo o familiares. 

 Ahora bien, ¿sabes cuánto cuesta una pelota de fútbol?. Pues, una pelota Mitre Delta Nº 5 tiene un costo de $ 48.900 pesos. Es un valor muy superior a la póliza de seguro de vida de un joven de 30 años. 

 Si eres de los que practica otros deportes, por ejemplo, tenis o surf, también sabrás el costo de los entrenamientos. El costo de una sola clase podría cubrir tu póliza de seguro de vida. 

 Por ejemplo, un hombre no fumador, de 30 años, pagaría un promedio mensual de 17.500 pesos aproximadamente, por una cobertura de seguro de vida de 1000 UF.

 

5. Una novela

 De seguro eres un lector ferviente y puedes adquirir entre dos y tres libros al mes. Quizás te gustan las novelas, los libros de cuentos o la poesía. Pero como todo placer, la lectura también tiene su costo. Por ejemplo, la novela más famosa de Louis-Ferdinand Céline, Viaje al fin de la noche (1932) cuesta $25 mil pesos. A su vez, la guía sobre las obras completas y vida de Alfred Hitchcock tiene un costo de $ 35.800 pesos. 

 Por ningún motivo te recomendaremos reducir tus lecturas; sin embargo, te invitamos a buscar medios más económicos como, por ejemplo, adquirir libros en formato digital (suelen ser más baratos) o sacar prestados libros de la biblioteca; una práctica que, si bien está quedando en desuso, es muy gratificante. 

 Por ejemplo, una mujer no fumadora, de 25 años, pagaría un promedio mensual de 12.500 pesos aproximadamente, por una cobertura de seguro de vida de 1000 UF. 

 Los seguros de vida son más accesibles de lo que piensas

 Adquirir una póliza de seguros quizás no es una actividad tan emocionante como ir al teatro o comer en un buen restaurante; sin embargo, es una decisión que puede brindarle a una persona la mayor de las tranquilidades: la seguridad financiera de sus seres queridos. 

 Con apenas pestañear, las personas pueden gastar entre $20 mil y $50 mil pesos. Esa suma es más que suficiente para cubrir una póliza de seguros de vida. Son valores que fácilmente se pueden ahorrar e invertir en un bien mayor. 

 Te invitamos a conocer nuestros planes de seguros de vida www.consorcio.cl