Lo primero: ¿Sabes cuáles son las modalidades de pensión en RRVV y Retiro programado?

Conocer sus diferencias y cómo funcionan es fundamental para elegir la que mejor se ajuste a tus necesidades y requerimientos actuales y futuros.

Renta Vitalicia

Se contrata a través de una compañía de Seguros de Vida, estableciendo una renta fija mensual que además, no varía en el tiempo.

Lo primero que debes saber es que al contratar una Renta Vitalicia se crea un contrato irrevocable con la Compañía de Seguros. Esto quiere decir que si optas por esta modalidad, transfieres a la aseguradora la propiedad de los fondos de tu cuenta individual.

¿Por qué las personas optan por esta modalidad? Porque las Rentas Vitalicias garantizan una renta fija mensual en UF durante toda la vida. El monto no varía en el tiempo y se calcula una sola vez. Para que esto ocurra, la AFP traspasa a la Compañía de Seguros de Vida que elegiste todos tus fondos previsionales para financiar la pensión que contrataste.

Para poder acceder a ella, tu pensión debe ser mayor o igual al monto mínimo de la pensión básica solidaria de vejez.

¿Qué pasa si mueres antes de finalizar el periodo garantizado?

Dentro de las posibilidades que existen, puedes solicitar Condiciones Especiales de Cobertura, como el Período Garantizado de Pago, un beneficio que se adquiere de forma voluntaria y consiste en garantizar por parte de la Compañía de Seguros, el pago del 100% de la pensión contratada a los beneficiarios legales, en caso de que el afiliado fallezca antes del término del periodo.

¿Cuáles son las principales ventajas de optar por Rentas Vitalicias?

  • Las Rentas Vitalicias Previsionales garantizan un ingreso mensual fijo en UF.
  • La pensión no pierde valor con el tiempo.
  • El riesgo de longevidad es asumido por la Compañía de Seguros.
  • No se corre riesgo de que se agote el saldo de la cuenta.
  • Los pagos se reciben mes a mes en la cuenta del pensionado.
  • Al fallecer el asegurado, los beneficiarios legales reciben una pensión de sobrevivencia.
  • Se mantienen los beneficios de salud de Isapre o Fonasa.





Retiro Programado

En este caso, el monto a recibir se determina por la rentabilidad de la AFP, disminuyendo su valor con el pasar del tiempo.

Si optas por el Retiro Programado, obtendrás el pago de pensiones a través de una AFP con cargo a tu Cuenta de Capitalización Individual. En este caso, es la AFP quien se encarga de la administración de los fondos. El monto de jubilación mensual se descuenta del saldo total de la cuenta individual.

El valor de la cuota mensual se recalcula anualmente en base al saldo de ahorro disponible y a la rentabilidad de los fondos, por lo que a diferencia de las Rentas Vitalicias, no es un monto fijo de por vida.

El monto de la pensión dependerá de varios factores, entre ellos el sexo y la edad al momento de solicitar la jubilación, los ahorros en la AFP, cantidad de beneficiarios de la Pensión de sobrevivencia y rentabilidad de los ahorros. El Retiro Programado permite ajustar el saldo de la pensión a un monto inferior al máximo calculado por la AFP, pero no menor a la Pensión Básica Solidaria.

Principales ventajas

  • Se puede cambiar a otra modalidad de pensión o a otra AFP.
  • Los ahorros siguen siendo propiedad del afiliado.
  • Se aporta cuota mortuoria para cubrir los gastos funerarios en caso de que el afiliado fallezca.
  • Se paga pensión de sobrevivencia.

Tomar una decisión acertada con respecto a tus ahorros te permitirá disfrutar de tu longevidad con la tranquilidad y seguridad que mereces. El mantenerte informado y actualizado con las modalidades de pensión te ayudará a escoger el sistema que más se ajuste a tus necesidades y requerimientos.

Otras modalidades de pensión

  1. Renta Temporal con Renta Vitalicia diferida: modalidad de pensión, que te permite contratar en una compañía de Seguros de Vida el pago de una Renta Vitalicia mensual a partir de una fecha estipulada. Adicionalmente, en tu AFP quedará un saldo que se pagará desde el periodo que optaste al cambio de modalidad y el inicio de la Renta Vitalicia diferida.
  2. Renta Vitalicia Inmediata con Retiro Programado: es una modalidad mixta, que combina la Renta Vitalicia Inmediata “contratada en una Compañía de Seguros de Vida” y Retiro Programado. Con esta opción se percibe el pago de pensión tanto por la Compañía de Seguros como de la AFP de forma simultánea.

También te puede interesar...

Además de las modalidades de pensión, es fundamental conocer otros conceptos asociados, tales como:

  • Pensión de Vejez: derecho que tienen los afiliados al Sistema de Pensiones a obtener una pensión una vez que hayan cumplido con la edad legal exigida: 65 años para los hombres y 60 años para las mujeres.
  • Pensión de invalidez: aplica para los afiliados que estén condicionados por una enfermedad, alguna debilidad en sus fuerzas físicas o intelectuales que les impida continuar con sus actividades laborales.
  • Pensión anticipada: se puede solicitar antes de cumplir la edad legal requerida siempre y cuando se cumplan con los requisitos establecidos.
  • Pensión de sobrevivencia: beneficio que se otorga a los beneficiarios del afiliado al momento de fallecer.




Para orientar tu decisión de afiliación, tanto en Rentas Vitalicias como al sistema de AFP, la recomendación es buscar asesoría previsional experta que te ayude a guiar tus pasos según tus necesidades e intereses en la toma de decisiones al momento de pensionarse. No descartes el llamar por teléfono a las instituciones que evalúas para que respondan todas tus dudas.