Sistema de Capitalización Individual

El sistema previsional en Chile funciona a través de una cuenta personal en una Administradora de Fondos de Pensiones (AFP). En ella, los trabajadores depositan mes a mes el 10% de su sueldo o ingresos. Adicional, se paga un porcentaje de comisión a la AFP por el mantenimiento de la cuenta, más un monto destinado al Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS). 

 

¿Sabías qué…?

En el antiguo sistema de reparto -antes de la actual reforma previsional- las imposiciones de los trabajadores y del Estado iban a un fondo común, con el cual se financiaba la pensión de cada persona. En el sistema actual, los fondos de ahorros son personales y dependen de la cantidad de aportes que el trabajador realiza mes a mes en su cuenta de capitalización.

 

Gracias a este sistema, el trabajador puede decidir qué tipo de pensión más le acomoda, así como la modalidad de pago. Asimismo, dispone de varios tipos de fondos en donde invertir sus ahorros. 

 

A continuación te contamos sobre las modalidades de pensión en el actual sistema de pensiones.

 

 

Modalidades de Pensión

En la actualidad existen cuatro modalidades de pensión, cada una con su propia forma de financiamiento y administración. Los afiliados al sistema podrán elegir entre el Retiro programado (AFP), las Rentas Vitalicias (Compañía de seguros), Retiro Programado con renta vitalicia inmediata y Renta Temporal con renta vitalicia diferida.

 

onoce las modalidades de pensión

 

Tipos de fondos


El Sistema de Multifondos hace referencia a la administración de los fondos de pensiones de cada AFP. Su objetivo es brindarle a sus afiliados diferentes opciones para que estos depositen sus ahorros obligatorios y los voluntarios. Los tipos de fondos tienen la finalidad de incrementar el valor de las pensiones y se clasifican en A, B, C, D y E. 

 

Fondo Tipo A

El fondo tipo A representa un alto riesgo, debido a que tiene un fondo de inversión largo y una rentabilidad mayor. Los límites de inversión van de 80% máximo permitido y 40% mínimo obligatorio.

 

Fondo Tipo B

Este fondo busca obtener mayor rentabilidad, representando un nivel alto de riesgo debido a su elevado porcentaje en renta variable, aunque menor al Tipo A. Sus límites de inversión son 60% máximo permitido y 25% mínimo obligatorio.

 

Fondo Tipo C

El objetivo principal de este fondo es la continuidad, permitiendo invertir los ahorros en una cartera de rentabilidad esperada, muy similar a la de los fondos que existieron antes de la creación de los Multifondos.

 

Fondo Tipo D

Es el más conservador y va dirigido a los trabajadores que no quieren correr riesgos. En otras palabras, su objetivo principal es invertir los ahorros en un fondo de pensiones con mayor seguridad.

 

Fondo Tipo E

La inversión de este fondo le permite a los afiliados invertir sus ahorros previsionales en los instrumentos financieros más seguros tanto nacional como internacionalmente, garantizando así una rentabilidad más estable con un mínimo riesgo.

 

Los tipos de fondos se basan en instrumentos de renta fija y de renta variable. Se diferencian principalmente en la proporción de los recursos invertidos en títulos financieros de renta variable, caracterizados por sus altos riesgos y la rentabilidad esperada.

 

Tres pilares como base

 

El Sistema de Pensiones en Chile funciona en base a tres pilares, los cuales tienen como finalidad lograr un sistema integrado que garantice la protección social de cada individuo. 

 

Pilar Obligatorio

Este pilar se basa en el financiamiento con la capitalización individual obligatoria de cada trabajador. La cotización es obligatoria tanto para trabajadores dependientes como independientes.

 

Pilar Solidario

El sistema de pensiones solidario es un beneficio del Estado que tiene como objetivo aumentar el ahorro previsional de los trabajadores jóvenes. Además, busca mejorar la calidad de vida de los pensionados, mediante un subsidio para las cotizaciones.

 

Pilar Voluntario

A través del Pilar Voluntario, el afiliado tiene la opción de complementar sus fondos previsionales y así mejorar estos montos, e incluso, optar por una pensión anticipada. Este pilar se compone de:

 

  • Ahorro Previsional Voluntario (APV)

Los ahorros previsionales voluntarios le brinda a los trabajadores dependientes e independientes la opción de ahorrar por sobre lo establecido en la AFP. De esta manera, aumenta el monto de la pensión y puede solicitarse antes de lo previsto.

  

    • Cuenta de Ahorro Voluntario (Cuenta Dos)

    La cuenta dos se contrata de manera voluntaria a través de una AFP. Esta opción permite disponer de los ahorros en el momento que se necesite, ya que es un complemento de la cuenta obligatoria que actúa de manera independiente.

     

    El Sistema de Pensiones chileno es obligatorio para los trabajadores dependientes y opcional para los independientes, y tienen libertad para elegir su AFP.

     

    Cabe destacar que el Estado cumple dos funciones dentro del Sistema de Pensiones Privado; en primer lugar, actúa como ente regulador a través de la Superintendencia de Pensiones; y en segundo, actúa como garante financiero en última instancia.